lunes, 13 de agosto de 2007

LA REPUBLICA DE LA BOCA

El barrio de la Boca es un barrio muy humilde de Buenos Aires. Allí se estableció el primer puerto de la ciudad, de ahí el nombre. Una pequeña parte del mismo se ha convertido en un atractor turístico donde artistas, charlatanes, buscavidas y guiris que pasen por Buenos Aires han de acudir. Para no ser menos, la expedición "enelconotita" estuvo en el barrio.



Las casas son de madera forrada de chapas de zinc, por aquello de impermeabilización. Los colores variados vienen de usar los restos de pintura que los barcos que recalaban daban a los primeros pobladores. Hoy, como no arriban barcos, lo de los colores no es más que un anzuelo turístico que funciona. Si uno sale da las dos cuadras con casas pintadas, donde los turistas abundamos, se acaba la pintura y la mugre y la miseria se hacen dueños del paisaje urbano.




En su día, los pobladores del barrio quisieron establecer una república independiente de la Intendencia de Buenos Aires, que fue atajada sin contemplaciones. Allí te puedes encontrar con sabios artistas de la fotografía, con bomberos voluntarios pidiendo para un autobomba nuevo, con dobles de Maradona con los que por unos pocos pesos te puedes retratar y con multitud de parejas que bailan el tango por las calles. Tango, por cierto, un poco subido de tono.




Una singularidad de este barrio es que alberga a la "bombonera". El estadio del Boca Juniors, que tiene los mismos colores que el Cádiz porque el primer barco que llegó al puerto de la boca después de crearse el equipo de fútbol, fue sueco.
Como no podía ser menos, la expedición "enelconotita" visitó la bombonera y compró bufandas y camisetas en la tienda oficial del club. Artículos que fueron usados al día siguiente en el partido que enfrentó al Boca con el Rosario. Los niños fueron felices y comieron bifes.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ruego a “Dios” o a cualquier “tecnogurú” que la conexión de Internet falle, por lo menos durante lo que queda de este mes de agosto, y me evite esta tortura.

De un envidioso más gordo que largo.

Anónimo dijo...

Cucha CheLargo: Conectá el gualki y platicamos!!!

Anónimo dijo...

Por lo que veo los grajos ahí van andando no?, oye solo recordaos bien a Miguel o a Pepe lo del cuartito y octavo de chicharrones que me han dicho que por ahi hay buenas carnicerias. Por cierto soy el Poli que no se como coño se pone el nombre aqui.

Anónimo dijo...

Me encanta el reportaje que est�is haciendo de esta gran aventura, las fotos son estupendas.
Muchas gracias.

Satie dijo...

Decídle al PPO que no se olvide de lo mío, vamos de aquel costillar que hablamos. Por cierto que si sigue comiendo así no va acaber en las fotos.
Er Nacho.
¡Ah! y decidle que el Falla ha ardío entero y no quedan ni los cimientos (más quisiera él)

Satie dijo...

Perdón, a caber.